dimecres, 29 de setembre de 2010



La Marquise d’O

Voy a basar mi escrito recogiendo algunas de las críticas que hizo Antonio Castro para la revista “Dirigido por…” cuando estuvo en el XXX Festival de Cannes 1976, donde fue premiada “ex aequo”, junto al film de Saura “Cría Cuervos”. Las razones que esgrimió entonces Eric Rohmer fueron que, había elegido la novela de Heinrich von Kleist porque ya era un guión (los diálogos en el film vienen firmados por Kleist) y no precisaba adaptación. Opinión muy discutible. Eso hizo inexistente el pensamiento interior en los personajes y en minuciosa la descripción que Kleist hace de los actos físicos que sus protagonistas realizan. El hecho de que la novela está enteramente descrita desde el exterior, que no utiliza para nada el poder de introspección y que las motivaciones de los personajes únicamente puedan ser deducidas — real o equivocadamente— a través de los actos que llevan a cabo resultó determinante para Rohmer. El resultado fue algo parecido a una ilustración, pero lo que Kleist escribió, lo hizo en 1810 y Rohmer en 1976. Además Kleist es cierto que describe actos externos, pero existe un apasionamiento en el punto de vista del autor que justifica y hace verosímiles determinados excesos, mientras que en el film, el método pretendidamente objetivo y fiel de Rohmer, exacerba la componente ridícula que pueda existir en el comportamiento que no en el relato, de los personajes de Kleist.
Yo por mi parte, he de decir que el film me gustó mucho, debido al tratamiento fotográfico y de iluminación que hizo nuestro compatriota el siempre sobrio Nestor Almendros. Por otro lado formaba parte, y considero que no traicionaba, la saga emprendida de sus “cuentos morales”, en este caso sobre el pudor. Sí hay algo de cierto en lo antes expuesto, pero contemplar sus encuadres era como estar viendo cuadros de David. Personalmente estoy más de acuerdo con otras opiniones que surgieron a su estreno como las que se trataba de un film que era el exponente de la independencia, desafío y maestría de su autor. Y que además el film reflejaba la revalorización del melodrama, a nivel de rara perfección, aunque eso sí, difícilmente asequible a las masas.
Os dejo para acabar, la ficha del film:

Título: “La Marquise d’O” (1976)
Director: Eric Rohmer.
Argumento y diálogos : Heinrich von Kleist / guión Eric Rohmer.
Fotografía: Nestor Almendros.
Intérpretes: Meter Luhr, Edith Clever, Edda Seippel, Bruno Ganz.

1 comentari:

Maria Teresa ha dit...

Com t'ho fas per trobar tan rapidament les pel·licules??? Quina memória la teva!!! encara que ahir la Susi ja em va dir qur l'havia vista feia anys. El vestuari dels personstges del programa que adjuntes, és igual al que portaven a l'escenari del Romea. La foto de la marquesa on es reflexe la pena i la malenconi del seu embaràs, també es molt semblant, però sense la claror de la finestra. La fotografia és senzillament romàntica i de gran bellesa.
Felicitats pel teu Sant si ho celebres.