divendres, 10 de setembre de 2010

El nombre de los cines.

Cine Kursaal.

El cine Kursaal, un local de estreno situado en la Rambla de Catalunya, entre las calles de Aragón y Consejo de Ciento, tuvo un empresario astuto que logró evitar que los franquistas cambiasen su nombre, gracias a una inteligente estratagema. En 1940, fue instado, como a tantos otros cines de la ciudad, a cambiar de nombre. Bartomeu Lafarga, al verse obligado, eligió el nombre de Nacional (después de rechazar el de Escorial), causando muy buena impresión a las autoridades del momento. Pero pronto recibieron de la Administración, la notificación de que este nombre no podía utilizarse, y que sólo era permitido a las instituciones del Estado. Entonces Lafarga, muy astutamente, volvió a la carga con el primitivo nombre, alegando que Kursaal era de origen alemán y que esto significaría todo un homenaje a las relaciones con Alemania, país amigo. El argumento cuajó de inmediato, aplaudiendo la iniciativa del empresario. Así pues, el nombre de Nacional sólo estuvo presente catorce días. Y el Kursaal, siguió con su nombre de siempre hasta el fin de sus días, un malogrado 1 de agosto de 1965. Recordar que esta sala fue la segunda pantalla Miracle Mirror de CinemaScope de Barcelona, que se estrenó con el film “El Principe Valiente” (la primera fue el cine Fámina, de la misma empresa, con “La Túnica Sagrada) y la primera sala en proyectar el sistema TODD-AO.

Rafael Septiembre 2010

1 comentari:

Mª Teresa ha dit...

Tinc bons records del Kursaal.