dissabte, 18 de setembre de 2010


14. Gene Kelly.


Hoy me dedicaré a Eugene Patrick Curran Kelly, pero más conocido, incluso en su Pittsburg natal, como Gene Kelly. Empezó trabajando en una gasolinera, pasó fugazmente por la Universidad, se escapó a Broadway apuntándose como bailarín y en 1940 ya era el protagonista del musical de más éxito en New York “Pal Joey”. Allí conoce al que será su mejor colaborador y amigo, Stanley Donen y también a Betsy Blair (sí, la de “La calle mayor”) con la que se casó aquel mismo año.
David O’Selznick (el productor de “Lo que el viento se llevó”) lo vio en una obra y lo hizo llamar a Hollywood. Al poco fue contratado por la MGM. Su primer film fue “For me and my gal” (1942) con Judy Garland. Le seguirán, la coreografía de “Las modelos” (1944), “Levando Anclas” (1945), “Ziegfield Follies” (1947), “El pirata” (1948). Hasta que le llega el exitazo: “Un día en Nueva York” (1949). Este film da savia nueva al musical, entre él y Stanley Donen, sacan por primera vez, el rodaje de un musical a la calle, en escenarios reales de la ciudad de los rascacielos. Más adelante, tendrá otro gran éxito, “Un americano en París” (1951). Su número final, ideado por él, además de bailarlo y crear su coreografía, supondrá dieciocho minutos de danza que costaron seis meses de ensayos y medio millón de dólares, de los de antes. Este año recibe un Oscar. En 1952 otro éxito “Cantando bajo la lluvia” codirigida con Stanley Donen. Un espléndido musical, donde se explica el nacimiento del cine sonoro.
Después, obtendrá el Oso de Plata del Festival de Berlín, por su film “Invitación a la danza” (1956), pero que le supondrá un fracaso de taquilla. Fue un arriesgado ejercicio de baile puro, sin diálogos, donde demostró todo su arte. Vendrían a continuación films mediocres, cuando el musical empezó a decaer. Dirigió para la Fox, “Hello Dolly” (1969). Un rodaje muy difícil que lo dejó destrozado, debido a los continuos y sonoros enfrentamientos con la irascible y complicada actriz y cantante Barbra Streisand.
Al final de su carrera, se dedicó a la enseñanza de su baile y asesoró las coreografías de varios films, entre ellos “Corazonada” de Francis Ford Coppola.

Rafael Rodríguez-Bella 2010

2 comentaris:

marisa ha dit...

Uf! menos mal. Uno que conozco y que me gusta.
De Gene Kelly he visto Levando anclas, Un día en Nueva York, Un americano en París, Cantando bajo la lluvia y Hello Dolly.
M'agrada molt aquesta secció cinefilomusical a la que no has posat títol.
Bon cap de setmana.

Maria Teresa ha dit...

Recordo "levando anclas" amb un cine que ens deixava clavades a les butaques, les altres també les he vistes. Gene Kelly un gran ballarin.