dilluns, 6 de setembre de 2010


7. Jeannette MacDonald y Nelson Eddy.

El primer film de esta pareja es de 1935 “Marieta la traviesa”, dos años después del estreno de “La calle 42” y no obstante parecía que se hubiese retrocedido en cuanto al espíritu del musical. De todas formas la empalagosa pareja fue la única que a nivel popular, pudo competir en los años 30 y primeros de los 40 con la celebridad de los films de Astaire-Rogers o de Berkeley. A nivel de taquilla únicamente ya que artísticamente no hay comparación posible. Hoy en día sus films resultan ridículos. Cursis ya lo fueron incluso entonces. Sus films fueron concebidos para dar a la pareja todo tipo de posibilidades a sus dotes canoras, principalmente dúos. Fueron generalmente operetas filmadas, los grandes éxitos de Broadway. Victor Herbert, Rudolf Friml, Sigmund Romberg fueron sus compositores preferidos y en cuanto a los directores fueron turnándose W.S. van Dyke y Robert Z. Leonard. Nadie supo dar nada que los favoreciese. Así como con Lubitsch hizo de la MacDonad una excelente actriz, dotada de sentido del humor, su actuación se deshizo en pesadez y vulgaridad en manos de la MGM. En cuanto a Nelson Eddy, ese no tenía nada que perder, puesto que nunca tuvo nada que no fuese pesadez. Ocho films interpretó la pareja, los más populares “Marieta la traviesa”, “Rose Marie”, “Primavera”.
Poco a poco su cotización fue bajando, hasta que la pareja se disolvió definitivamente en 1942. Ella intervino por separado en “San Francisco”, “La espía de Castilla” y “Se llevó mi corazón”. Él por su parte lo hizo en “Rosalía”, “Balalaika” y “The chocolate soldier”.
En definitiva, hoy sólo son visibles para nostálgicos, para el resto son difícilmente soportables.



Rafael Rodríguez-Bella 2010