dimecres, 25 d’agost de 2010

Se fue un hombre con mucha imaginación.


Este mes de agosto, ha fallecido Robert F. Boyle. Es muy posible que muchos de vosotros os estéis preguntando ¿Y quién era ese señor? Pues nada más y nada menos que el autor de las míticas escenas de muchas de las películas de Hitchcock. Él puso en apuros a los actores de Hollywood, simplemente con mucha imaginación. Quizá fue la satisfacción de haber creado escenas que han quedado en el imaginario colectivo, que le ha permitido vivir hasta los 100 años. Llegado aquí, debió decir basta, ahora que inventen los demás. Pero la verdad sea dicha, hoy en día no nos han quedado en la mente de espectadores, escenas como la de “La muerte en los talones”, aquella en la que Cary Grant era perseguido por una avioneta en mitad de un campo de trigo, junto a una carretera. O bien, la escena en la que Tipi Hedren era atacada por decenas de enfurecidas gaviotas en “Los pájaros”. Para Hitchcock había ideado la escena de la pelea en la cima de la Estatua de la Libertad, para el film “Sabotaje”.
Fue el director de arte, también, de Norman Jewison en “El violinista en el tejado”. Boyle estuvo nominado cuatro veces para el Oscar, pero no lo obtuvo nunca. Tuvo que esperar a tener 98 años (en 2008), para que se lo dieran a título honorífico, por toda una carrera. Trabajó como dibujante en 1933 en la Paramount, allí Cecil B. De Mille le contrató para su film “Bufallo Bill”. Su trabajo fue visto por Frtz Lang y así pasó de la Paramount, a la RKO y de allí a la Universal, donde conoció a Hitchcock y se puso a sus órdenes.
Y todo esto lo hizo en una época en la que no habían ordenadores ni efectos especiales digitales.
Rafael. Agosto 2010

1 comentari:

marisa ha dit...

molt interessant tot això que expliques.