diumenge, 29 d’agost de 2010

MIS RELATOS EN LA RED

relat núm. 26. Comença el curs.

El hombre luce una inquietante sonrisa y yo voy encogiéndome más y más. Viene a por mí, seguro.
Se me acerca quedo, pausado. Todas las miradas me acechan. Lo tengo a dos pasos.
Cierro los ojos con fuerza, como si al hacerlo pudiese ahuyentar la horrible visión. Por una vez, funciona.
Cuando los abro, lleva a López agarrado de una oreja y lo arrastra hacia la pizarra.