dimecres, 5 de gener de 2011


¡¿Pero dónde está el cuadro!?


A propósito de lo que estos últimos días está sucediendo en este blog, con desapariciones, inexistencias y silencios, siempre practicando literatura a partir de las imagines que nos proporcionan los cuadros de un museo, de una exposición o rebuscando por Internet, me ha venido a la memoria, un artículo en el que se explicaba lo que dijo Teóphile Gautier cuando vio “Las Meninas” de Velázquez: “¡¿Pero dónde está el cuadro!? Evidentemente eso fue el mejor elogio que se le puede hacer a una obra de arte. ¿O tendríamos que pensar que cuando llevaron a Gautier a la sala del Prado, donde se exhibe el cuadro, éste no estaba? ¿Es qué había desaparecido? Veamos: dicho artículo, aludía también a una entrevista que se le hizo a Lobo Antunes, donde se le pedía un consejo para el lector que se frustrara después de haber leído un libro suyo y no hubiese entendido nada. Y el escritor, vino a decir que: “A mi me gustan los libros que empiezan en mí cuando termino de leerlos”. Bonita frase ¿no os parece? Todo esto viene a cuento porque en dicho artículo, firmado como era de suponer, por Enrique Vila-Matas éste se encontró en una conferencia con una muchacha que le dijo que, le había interesado mucho todo lo dicho allí, pero que no había entendido nada. Y Vila-Matas le respondió al igual que hizo Lobo Antunes, diciéndole que lo ideal era que lo que había oído allí aquella tarde, le acompañara al salir, “lo ideal es que empiece en ti cuando todo esto termine”. Y concluía el artículo explicando la experiencia de cuando vio, nueve veces seguidas, “El año pasado en Marienbad” y que nunca entendió y sigue sin entenderla, pero reconoce que el film hoy en día, sigue causando trastornos y siendo una fuente de interpretaciones. Así que, propongo ver el film conjuntamente, y debatir sus apariciones, sus misterios, sus ausencias, su creatividad. Porque como dice Vila-Matas cuando se escribe, la mitad como mínimo, debe quedar sin explicaciones. Si la historia queda bien explicada carece de excesivo interés, es más informativa y periodística que narrativa. Así que ahí queda eso.
Rafael.

1 comentari:

maria dolors ha dit...

Hi estic absolutament d'acord. I la frase de Lobo Antunes em sembla meravellosa.