dimarts, 16 d’agost de 2011


EL HOMBRE ENMASCARADO
(The Phantom)

El hombre enmascarado, como se le ha conocido en nuestro país, es un cómic clásico de aventuras que se le considera el precursor de la estética de los cómics de superhéroes. Su creador fue el guionista Lee Falk, patrocinado por la King Features Syndicate. Falk lo creó en 1936 y lo dibujó durante las primeras dos semanas, como tiras de muestra. Comenzó a publicarse como tira en los periódicos el 17 de febrero de 1936 y a partir del 18 de mayo de 1939, también como suplemento dominical en color. El dibujante que trabajó el personaje en sus inicios fue Ray Moore, su nervioso claroscuro, tenía un estilo misterioso. Fue también el que dibujó las mujeres más sensuales de la serie. A éste le siguió su amigo Wilson McCoy efectivo y magnífico narrador que había empezado como su ayudante y siguió hasta su muerte ocurrida en 1961. En agosto de 1961 lo dibujó el realista y espectacular Seymour Barry, “Sy Barry” hasta 1994. Siempre en las tiras diarias. Estos fueron los tres dibujantes principales de la serie, pero hubieron muchos más.
Lee Falk que había nacido en 1911, falleció en 1999, y hasta el 2008 el escritor fue Tony DePaul con otros dibujantes.
En España lo publicó la Editorial Hispano Americana en 1936. Después de la guerra se publicó en la colección "Héroes Modernos" de Editorial Dólar y también en Editorial Vértice. Después lo harían Buru Lan y en 1988 Tebeos S.A.
El argumento: Un barco de piratas Singh aborda y hunde un mercante inglés y el único superviviente jura sobre la calavera de su padre acabar para siempre con la piratería y la injusticia... y se irá trasladando el juramento a sus descendientes. Es así como se crea la ilusión de que el “justiciero de la jungla” es siempre el mismo hombre y no un disfraz transmitido de padres a hijos, “El duende que camina, el espíritu que anda, el que no puede morir” así reza la leyenda que lo define. El fantasma que marca con una calavera a los malvados. Viste un ajustado disfraz o malla de color violeta (en nuestras ediciones antiguas, siempre lo vimos de rojo que fue el color que se copió de la edición italiana). Llevaba un minúsculo antifaz que cubría su rostro.
Adelantado a su tiempo no solo por su disfraz, sino también por su novia, Diana que era una mujer de armas tomar, aventurera y sosegada, independiente, futura enfermera de Naciones Unidas cuando la descolonización llegua por fin a África.
Después de 75 años el Espíritu de la selva aún sigue caminando.

2 comentaris:

  1. Que segueixi per molt temps...Durant una època ens va entretenir força, desprès li vaig perdre la pista.

    ResponElimina
  2. Encara es publica, sigui on sigui?

    ResponElimina