dissabte, 22 d’octubre de 2011




(y III)

OLGA DUGINA Y ANDREJ DUGIN

Supongo que es la primera vez que veis sus nombres escritos. Yo los conocí por pura casualidad buscando ilustraciones por Internet. Y quedé fascinado por su estilo y su estética tan personal. Después fue a más mi interés, al conocer su historia en una entrevista colgada en la red. Ahora viven en Alemania unificada. Han vivido intensamente la demolición del muro. Sus vidas han cambiado por completo. Pero siguen siendo esa pareja fascinante, tanto anivel profesional como humano. En 2010 Olaga Dugina impartió un Master de Ilustración en el certamen de Lucca Comics y siguen viviendo una vida sencilla, a pesar de estar siendo reconocidos por todo el mundo. Lo suyo es trabajar. Ilustrar. Y sobre todo documentarse mucho antes de empezar a trabajar. Un libro pueden tardar en realizarlo, meses y meses, para preparar su composición, ser riguroso, llegando a parecer postales chinas. Cuantos más detalles más minutos de trabajo. Un ejemplo fueron El sastrecillo valiente y Las plumas del dragón, donde demostraron que una ilustración contemporánea puede acoger la tradición antigua. En este la fuente de inspiración fueron Bruegel y el Bosco. Otro avance profesional se presentó en 2002, cuando Warner Bros los contrató como artistas conceptual para la película “Harry Potter y el prisionero de Azkaban”. De sus pinceles surgieron los escenarios, la ropa, los objetos que debían poblar el film, un trabajo que duró un año completo. Ahora están trabajando para el libro “Hamlet” de Kindermann Verlag.

Ha sido una historia, la suya, que valía la pena contar.

Rafael Rodríguez-Bella Octubre 2011

1 comentari:

Maria Dolors Giral ha dit...

Dels seus dibuixos hi ha una cosa que em fascina: els objectes impossibles. Detalls que mostren alhora darrera i devant, una piràmide només d'arestes ,inscrita en un cub i no saps si surt o entra... És una cosa que ja els pintors medievals la feien i ells l'han incorporat.