dijous, 6 d’octubre de 2011

No salgo de mi asombro

Es cierto, no salgo de mi asombro. Que un hombre agreda a su pareja en la calle, se castiga con 90 euros. Pero al parecer, amenazarla de muerte sale más barato: 20 euros. Al menos una quincena de sentencias a dictado la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Murcia, absolviendo a presuntos (siempre los denominan presuntos) maltratadores, durante el 2010, y algunos de ellos con antecedentes por maltrato en el hogar.

Y la última: Llamar “zorra” a una mujer, no es insulto sino que destaca su astucia. Eso ha dicho el juez Juan del Olmo. Como tampoco ve motivo de condena, cuando ese mismo individuo que insultó a su mujer, le dijo a su hijo que ella acabaría en “una caja de pino”. Del Olmo, forma parte de la Audiencia de Murcia. Del Olmo, rebajó la pena impuesta a un hombre de Fortuna (Murcia) que abofeteó, tiró al suelo y propinó una patada a su pareja, porque no vio “dominación machista” en la actitud y pidió que no se juzgara como un caso de la Ley contra la Violencia, sino por el Código Penal, como agresiones comunes. No se le juzgó pues, como maltrato familiar sino “una falta de lesiones”. Total: multa de 90 euros.

Amenazar de muerte a su mujer, no manifestaba “dominación” hacia ella, según la magistrada que llevaba el caso, y la sentencia fue: pagar 2 euros (sí, habéis leído bien 2 euros) durante 10 días a la denunciante. ¿Qué está ocurriendo en nuestro país? Algo no funciona bien, en la mente de los magistrados, a la vista de estos resultados. Vuelven los tiempos cavernícolas. ¿Quién se encargará de castigar las faltas que están cometiendo los jueces? ¡Porqué esto no puede quedar así impunemente!

Rafael Rodríguez-Bella 6 de octubre 2011