diumenge, 16 d’octubre de 2011



JORDI FORNAS

Acostumbro a llevar un retraso de un mes a la hora de recopilar mis recortes de prensa. También es cierto que muchas veces hago una lectura rápida de las noticias y es entonces cuando suele ocurrir que me salto alguna de importante. Esto es lo que me sucedió el pasado 18 de septiembre de este año en curso. Hoy al dedicarme a mis recortes de prensa, me he encontrado con la notica que el día 1 de septiembre fallecía el diseñador gráfico Jordi Fornas. Según decía El País, había sido una desaparición sumamente discreta, sin apenas eco mediático. Nacido en 1927, formado en la Barcelona de la posguerra, Fornas nos sorprendió como pionero creativo con claves de catalanismo cultural, en la década de los setentas, con las portadas de los libros de Edicions 62, con las fundas de los discos de Edigsa (Raimón, Els setze judges, Joan Manel Serrat, Remei Margarit, Quicu Pi de la Serra, J.M. Espinás, discos que aún conservo), con la diagramación de la revista Serra d’Or y con la personalísima colección de novela negra: La Cua de Palla. Generalmente iban acompañadas de las fotos de Oriol Maspons o de Leopoldo Pomés. Quienes seguíamos sus trabajos admirábamos su maestría en la utilización de la tipografía, siempre fuera de todos los cánones, reconociéndole, aunque no firmase, su enrome personalidad. Sea pues este pequeño recuerdo a su persona y su profesionalidad, la demostración de una gran admiración por sus trabajos.

Rafael Rodríguez-Bella

3 comentaris:

Maria Dolors Giral ha dit...

Admiració a la qual m'hi sumo. És sobretot, ara, quan rellegeixo o tinc a les mans algun llibre de La cua de palla que em meravello de la força que hi pot haver en la simplicitat creativa i intencionada. Res no hi sobra i res no hi falta.

Maria Teresa ha dit...

Fa uns anys em vaig aficionar a llegir els llibres de la "Cua de Palla", eren un relax enmig de la feina mèdica, amb les seves portades sempre molt expressives.

Anònim ha dit...

No sabía que el Jordi ja no es estava amb nosaltres.
En els anys 50, a finals, vaig captar-lo per a l'estudi de publicitat que teniem a Meyba. Ell il.lustraba sobre tot magnífics folletóns i etiquetes i presentacions dels productes. Allí va coneixer la seva dona. Acabat lo de Mayba varem seguir treballant una curta temporada en el estudi-plateau que tenía el Leopoldo Pomés a Gràcia. El Jordi vivía a Sarriá. Fa un parell d'anys ens varem veure al seu estudi-vivenda actual que estava a prop de a on viviu la Dolors i el Rafael. Era un local molt gran amb una quantitat impresionant de quadres amagatzemats, que no aconseguía vendre.
Una de les persones que mes he admirat i que m'han essenyat molt.

Marçal