dimarts, 25 d’octubre de 2011

El arte sirve…

El arte está hecho, entre otras cosas, para dialogar. Para intercambiar ideas, opiniones, sensaciones. Sirve para mover sensibilidades. Remueve conciencias y estados de ánimo. Generalmente suele unir a los seres humanos. Frente al arte uno se siente obligado (y con sumo placer además) a participar y participar presupone tomar partido. Involucrarse. Nos hace sentir vivos. Lo cual significa pensar, entusiasmarse, llenar los museos y las salas de exposiciones, comunicarse con los demás y salir a la calle. Porque hoy en día, más que nunca, los museos están en la calle. Una foto, un dibujo, un cartel, un cuadro, un graffiti, una escultura, un libro, una película, todo es arte.

Quedarse en casa, callar, no opinar, no involucrarse, significa la insensibilidad, la muerte.

Vengo de ver los Ballets Rusos en Caixaforum, ¡una explosión de arte! ¡¡¡De creatividad!!!

1 comentari:

Maria Dolors Giral ha dit...

I tant que serveix. En la teva llista encara t'has quedat curt.
Serveix, sobretot per fer-nos més conscients i més feliços també , encara que això , a vegades, pugui semblar una contradicció.