diumenge, 2 d’octubre de 2011



(2)

LA CENSURA FRANQUISTA EN LOS COMICS

Con la censura previa se vigilaba a todo editor sospechoso de no estar por la labor. Otro sistema era la concesión de los cupos de papel, que evidentemente, favorecían a los más adictos. Pero a la vez, provocó la picaresca de la venta bajo mano: La Reventa de cupos papeleros. Fue la tónica del régimen: los mil y un negocios sucios. En cuanto a los censores, en cuestión religiosa, estaban tranquilos dada la proliferación de revistas confesionales. Vigilaban más a cualquier posible intromisión de una revista, en el Registro de la Propiedad Industrial que pudiese colarse algún peligroso intelectual. No había censores especializados en publicaciones infantiles. No existía preocupación por la violencia en los tebeos. La violencia hacía referencia siempre a la ejercida por los “rojos”. Así aparecieron atroces torturas, ensañamientos bárbaros, siempre que los causaran los “malos”, mientras que los “buenos” podían hacer lo mismo siempre que fuera por una buena causa.

CONTINUARÁ…

3 comentaris:

Maria Dolors ha dit...

ja se sap que "vinieron los sarracenos y nos molieron a palos
que Dios premia a los malos
cuando sonmás que los buenos.
Extret del saber popular.

marisa ha dit...

Què n'opines de que torni el Capitán Trueno? Ahir vaig veure i sentir en Victor Mora -que per cert, fa pena -i un coleccionista. Avui un altre coleccionista. Sembla que preparen el retorn a "bombo y platillos"

Rafel ha dit...

Supongo que la movida es porque se estrena, creo que este mes, la película, de la cual vi unos fragmentos en el Salón del Cómic, de este año. Por cierto que la Fundación Victor Mora está en l'Escala y en Ampuries el castillo donde nació el Capitán Trueno. La fundación tiene un concurso anual de novela y de comic, que se entrega en la Biblioteca Victor Catalá de l'Escala.