dimarts, 5 de gener de 2010

"Avatar" y las 3D.

Ya pensaba contestar a Marçal por su escrito sobre Avatar. Paso a hacerlo hoy aunque sea con retraso. Vimos Avatar, con unos amigos la noche del 25 día de Navidad, en Cinesa Diagonal en 3D, naturalmente. Es así como debe verse Avatar. Y me pareció un festival de creatividad visual. Las imágenes que nos ofrece son espectaculares, más aún cuando piensas que han estado creadas por ordenador. Muy bien combinadas con la imagen real. Y sobre todo la utilización de las 3D, para darnos la sensación de profundidad de campo que nos permite creer que nos hallarnos en mitad de aquel escenario. Y no para tirarnos cualquier objeto a la cara como hasta ahora se venía utilizando el relieve. Pero detrás de todo esto ¿que hay? Como muy bien preguntas Marçal.
El cine tiene que seguir avanzando. Esto que duda cabe. Por una parte está la temática y por la otra la tecnología. Que son dos cosas diferentes. El relieve era la asignatura pendiente, después de las intentonas de los años cincuenta. De las cuales nos llegaron tan sólo unas cuantas muestras. “Crimen perfecto” de Hitchcock fue un ejemplo de film realizado en 3D que en nuestro país nunca se pudo ver en 3D. (en Europa sólo París la pasó en 3D). La Warner dio por zanjado el tema del relieve dados los problemas que generaba la poca aceptación del sistema. Dejando aparte el tema de lo molesto de las gafas que generaban dolor de cabeza según decían (yo nunca lo experimenté y me vi todas las películas que se estrenaron en Barcelona) estaba el tema de que se necesitaban dos proyectores funcionando a la vez lo que provocaba en muchos locales tener que parar la proyección para cambiar las bobinas o bien disponer de cuatro proyectores. En Barcelona yo asistía al cine Mistral (que luego se transformó en el Waldorf Cinerama) allí se proyectaban films en 3D que no se habían proyectado con este sistema en el cine de estreno. Aquí permíteme que haga una rectificación a tu texto y espero que no te moleste: tú decías que viste “Los crímenes del museo de cera” en el Windsor y que tiempo después se estrenaba “Bwana el diablo de la selva”, bien pues primero se estrenó “Bwana el diablo de la selva”, exactamente en mayo de 1953, fue el primer film en relive estrenado en Barcelona, efectivamente en el Windsor y después se estrenó “Los crímenes del museo de cera” el 9 de octubre de 1953 pero en el Tivoli. Este era el tercer film en relieve. El segundo film estrenado fue “La mansión de Sangaree” que se estrenó el 15 de septiembre del mismo año en el cine Coliseum. En cuarto lugar se estrenaron simultáneamente el 17 de noviembre de 1953 “El fantasma de la calle Morgue” en el Tívoli también, y “La mujer y el monstruo” en los Capitol, Metropol y Bosque (y según tengo entendido en relieve sólo en el Capitol, pero no estoy muy seguro). En cuanto al sistema de gafas siempre fue el polarizado (no el rojo y azul) Si compruebas las crónicas de la época en la hemeroteca de La Vanguardia, verás que las críticas comentan que debido a este tipo de gafas se oscurece el technicolor. Mientras que el rojo y azul impide ver los colores reales. Creo que es un error en el que se cae bastante a menudo, debido a que en la época surgieron libros, tebeos, cromos y postales con las dobles imágenes en rojo y azul, que adjuntaban dichas gafas. Hoy en día han vuelto a surgir estas gafas con la proyección de los films de la serie de “Spay Kids” con Antonio Banderas. Pero volvamos a “Avatar”.
Hoy sale un artículo en El País que dice que en las tres primeras semanas de proyección “Avatar” ya es el film que ha superado la cifra de los mil millones de dólares de recaudación. Pero esto sólo demuestra que el público responde a este tipo de cine, el cine espectáculo. Y el espectáculo no es otra cosa que darle otra vuelta de tuerca a lo ya conocido. Y “Avatar” es lo ya conocido. Es ahí donde yo encontré que fallaba. Es ahí donde me decepcionó. “Avatar” no es más que un simple western, el enésimo western que llevamos visto. En lugar de domar caballos salvajes en el rodeo, se doman dragones. En lugar de indios sioux tenemos alienígenas de Pandora, en lugar del 7º de caballería hay marines. Y este 7º de caballería será masacrado por los indios al igual que lo fue el general Custer en Little Big Horne con más razón, puesto que estamos ante un film pretendidamente ecológico. Pero esto no quita que sea un buen espectáculo. Sobretodo si puede disfrutarse en 3D.
No escribí esta crónica antes, porque esperaba relatar la experiencia que estuve a punto de vivir al asistir a una proyección sobre pantalla de 400 m2. No pudo ser por culpa de un catarro que he cogido y tuve que anular la visita. Desde hacía algún tiempo le había pedido a mi amiga Joana si tenía algún conocido de confianza, en una sala o en una distribuidora que me permitiese entrar en la cabina de proyección y me enseñase cómo funciona el tema de la tres dimensiones digitales actuales. De esto hacía ya algún tiempo y pensaba que el tema había quedado olvidado o bien que no lo pudo lograr, hasta que la semana pasada me llamó diciendo que tenía un amigo, el dueño del cine Kursaal de Cerdanyola que cuando se lo pidió dijo que estaría encantado de mostrarnos desde la cabina como funcionaba el sistema y que después nos convidaba a la proyección de “Avatar”. Por desgracia tuve que anular la tan ansiada vista, metido en la cama con fiebre y un catarro de campeonato. No obstante la visita está pendiente. Espero que se hará la próxima semana. Si es así, ya os lo contaré.
En cuanto a si cuajarán las 3D, esta vez creo que sí. En la actualidad hay, según cifras del ministerio de Cultura, 215 salas en 3D en España. Más datos: de “Avatar” se han editado 225 copias 3D. “Avatar” está marcando la tendencia. Los cines Verdi, en Barcelona y Madrid han equipado las salas para proyectar este film con proyectores de ALTA DEFINICIÓN 2K, con 2.000.000 de píxels. Los cines Icaria-Yelmo han inaugurado su primera sala digital en 3D para el film “Avatar”. Spielberg está produciendo y dirigiendo la primera parte en 3D del film “Tin Tin” y produce la segunda parte también en 3D que dirige Peter Jackson (King Kong y El señor de los Anillos). George Lucas está ultimando el pase a 3D de la serie de films de La guerra de las galaxias. Disney estrenará este año “La bella y la bestia” pasada a 3D. Y Pixar está realizando todas sus películas en 3D. Parece pues que Hollywood ha apostado por este sistema, algo así como ocurrió con la implantación del Cinemascope. Claro que todo esto requiere la renovación del sistema de proyección de las salas y esto cuesta dinero y se ira implantando paulatinamente. Según argumenta Hollywood la causa es la piratería. En 3D no se puede piratear un film. Y están a punto de salir al mercado diversos sistemas de TV para poder ver las 3D en casa. La era digital lo está cambiando todo. La prueba es que ahora ya no hay una mala proyección de un film en relieve, es nítida y sin doble imagen. Por cierto Marçal si picas Rovira Beleta en 3D en google sale tu texto y nuestro blog.
Rafael 5 de enero de 2010

1 comentari:

  1. Estupenda, Rafael, tu precisión de datos en torno al tema Avatar. Es posible que tengas razón en lo de los cines donde empezó el 3D en Barcelona. Yo tenía, como has visto, la idea de que era el Windsor. Pero no tengo una memoria de fiar.
    Sigo lo datos sobre el éxito de taquilla (con una inversión en promoción también excepional), y la difusión del 3D y el esfuerzo de produciones que se está haciendo en el mundo: pero mi reflexión, como ves, es que no se si realmente el público apoyará la iniciativa. A menos que dejen de presentarse buenas peliculas en formato no 3D y no haya mas reledio que verlas en relieve.
    En Hary Potter, por cierto, están ya todos los avances técnicos de animación realista que hay en Avatar, ¿no crees?

    Marçal

    ResponElimina