dijous, 3 de març de 2011


La Vanguardia en català

Sinceramente creo que es oportunismo puro y duro. Es lo que le debe haber aconsejado el departamento de marketing. En estos tiempos que corren, además de seguir publicándose AVUI, y de seguir con la publicación en catalán de EL PERIÓDICO, han aparecido nuevos diarios en lengua catalana: ARA y un apartado en EL PÚBLICO. La Vanguardia, ya ha probado en Internet y debe tener resultados de audiencia, además de la radio y la tele. De modo que, vistos los vientos que soplan, después de ser tumbado l’Estatut y la manifestación del pasado verano, ahora toca publicar en catalán el diario más vendido, de siempre, en Catalunya y sobre todo en Barcelona. Pero vemos, La Vanguardia siempre fue un periódico muy conservador. Un periódico, digámoslo claro de derechas, cultas si se quiere, pero de derechas al fin y al cabo. Y esto siempre molestó a una buena parte de público lector, que si no quería ser etiquetado como tal, tenía que pasarse al El País, por ejemplo. Pero era o es, una lástima, porque La Vanguardia nos cuenta cosas de nuestra ciudad, de nuestra tierra, como no lo hace El País. Siempre pensé que dejaron perder una buena oportunidad de hacer un cambio ideológico, cuando fue diseñada de nuevo por Milton Glaser y que respetó el logo de Ricardo Rousselot (aunque duró poco, pronto destrozaron el trabajo hecho por el gran diseñador americano). Y el diario siguió como siempre. Me recuerda aquella frase de Lampedusa que venía a decir, poco más o menos: “Todo debe cambiar para que todo siga igual”. En cuanto a Godó, ¿no os parece sospechoso que a estas alturas aún quiera utilizar el tratamiento de Conde? Creo que con esto ya está dicho todo. Pero bien, a pesar de todo ello, bienvenida sea esta publicación en catalán. Aunque llegue con retraso.
Rafael marzo 2011

1 comentari:

maria dolors ha dit...

M'adhereixo totalment al teu escrit. Però la veritat, celebro poder llegir el diari que parla de coses que m'interessen en la meva llengua. No es pot dubtar que aquest ha estat un dels components de l'èxit(semblava que o podia ser)de l'Avui i també de l'Ara. Això no vol dir que en sigui la única raó.