divendres, 28 de març de 2014

REQUIEM POR UNA CIUDAD


OTRA MÁS

Hoy es otro día más, de tristeza para nuestra Ciudad y para todos los amantes del arte. Ayer 27 de marzo de 2014, cerró sus puertas la Galería Joan Prats, con un acto de despedida, con asistencia de muchas personalidades desde el alcalde hasta artistas e intelectuales. En las paredes de la galería pudieron verse expuestas, por última vez, una serie de obras de importantes artistas que habían formado parte de la Joan Prats. ¿Quién ocupará ese lugar próximamente? Es fácil adivinarlo: otra franquicia de la moda. Más ropa. Nuestra ciudad está muriendo de fama. Pronto seremos la capital de la moda, el móvil, los supermercados y por supuesto el turismo. Hoy ya resulta imposible pasear tranquilamente por las Ramblas o acercarnos a los edificios emblemáticos. Y por si fuera poco nos están quitando una a una, las tiendas de toda la vida. Hace pocos meses perdimos otra galería de arte la Rene Metrás. Lo lamenté como estoy lamentando todo lo demás. Allí conocí por primera vez la obra de Feito, Canogar, Millares y Cuixar. Parecía que la Metrás recogía la herencia progresista de la desaparecida Sala Gaspar. Pero lo grabe de esto es que no terminará aquí. La Joan Prats deja su espacio porque ahora le pedían 16.000 euros de alquiler mensual. ¿Quién puede pagar estas cifras? Las multinacionales. Esas centrales de la moda, evidentemente para blanquear dinero. En estos momentos se está negociando el precio, para que Pronovias del Paseo de Gracia, abandone el local y pueda instalarse Christian Dior, la última gran marca que falta en nuestro emblemático paseo. Y así, ¿hasta cuándo? 

1 comentari:

Maria Dolors Giral ha dit...

Si, sí, no per previsible menys dolorós . Ja fa dies que m'ho temia i avui llegint al Fernando s'han reafirmat les meves sospites. Realment, cada cop som menys d'eixe món.