dimarts, 18 de març de 2014

EL CINEMA I EL TREN


VIII
“El maquinista de La General”
(1926)

            Este magnífico film de Buster Keaton (dirección e interpretación). Está basado en una anécdota real, ocurrida durante la Guerra de Secesión: el robo de un tren en la estación de Big Shanty, en Georgia, por un tal Andrews. Esta misma historia, Walt Disney, la retomó con personajes reales, produciendo un western, con Fess Parker de protagonista, en el film en CinemaScope, titulado “Héroes de Hierro” que sin ser despreciable, no fue ni mucho menos, una obra de arte, como la de Keaton.
            Son muchas las vicisitudes que el maquinista John Gray (Buster Keaton) tiene que pasar, por querer salvar y conservar, a su amada Anabelle Lee (Marion Mack) y a su locomotora “General”. Una persecución entre nordistas y sudistas, desde el principio hasta el fin. Unas veces Gray, es el perseguidor y otras, el perseguido. Pero el hombre, sale victorioso con gran esfuerzo y vitalidad, utilizando todas las tretas que su inventiva y su inteligencia le permiten: robo de una locomotora, espionaje bajo la mesa del alto mando militar, cambiando desvíos, lanzando travesaños de madera, cajas y demás objetos a la vía, cambio de uniformes, quema de un puente, ¿quién da más?
            Para Keaton-John Gray, su locomotora, significa la reconquista de su dignidad y de su novia, frente a la hostilidad, con los solados que le rodean (clara definición de lo absurdo de las guerras), superación de dificultades y obstáculos que deberá salvar. Todo ello provocando la risa, una risa y una comicidad, como ha solido hacer siempre Buster Keaton: “con mucha inteligencia”.
            Un film a ver y revisitar, al menos una vez al año, que no hace daño, todo lo contrario, nos reconcilia con ese cine que desapareció, y en concreto haríamos un homenaje al film con el que Keaton perdió su independencia a la hora de filmar, debido al enorme coste que supuso construir dos locomotoras como la “General” y una de ellas hacerla caer por el puente al río.