dilluns, 24 de març de 2014

CINEMA I TREN


IX
“Shanghai express”
(El expreso de Shanghai)
(1932)

Con “El expreso de Shanghai” dejamos atrás al cine mudo y el western de momento. Para empezar a hablar de este film, permitidme añadir aquí, una breve anotación que publicó la Filmoteca Española: “ …Sternberg  logra, en “Shanghai expess”, uno de los films más acabados de su período Dietrich, que anuncia ya, sin lugar a dudas, la obra maestra que será The Scarlet Empress”. Este corto texto, ya pone de manifiesto la calidad del film, con el que nos encontraremos.
Y con lo que nos encontramos es, con una China que nada tiene que ver con la realidad, incluso la de Hollywood, es una China surgida de la fantasía de su director, y por encima de todo ello, la maravillosa presencia de Marlene Dietrich, en su papel de Shanghai Lily. Jamás, hasta aquel momento, había sido retratada tan esplendorosamente una actriz, como lo fue ella en este film y jamás lo volvería a ser, comentaba César Santos Fontela desde el Festival de San Sebastián de 1969. Y no le faltaba razón, su omnipresente rostro tan bien iluminado, el brillante destello de su cabellera, y el increíble vestuario que luce, y digo increíble, porque es impensable que nadie pueda ir vestido así, durante los tres días, que dura el viaje en ese tren. Pero todo ello hace de este film, algo irrepetible. Sternberg, siempre dijo que estaba muy satisfecho de su película y que, años después, fue a China y cogió el Shanghai Expess y vio que nada tenía que ver con lo que él filmó. 
Este tren fantasmagórico, hará el viaje de Pekín a Shanghai y reunirá un curioso y variopinto grupo de personas europeas y asiáticas que durante tres días deberán convivir en ese reducido espacio. Un planteamiento que se repetirá muchas veces, a lo largo de la historia cinematográfica. Pero es curioso constatar que aquí no importa el microcosmos de un mundo representativo en este viaje, lo que le importa a su realizador, es mostrar a sus dos personajes principales.






 

1 comentari:

Maria Dolors Giral ha dit...

El meu comentari és una escena de la peli on surt una Marlene esplèndida.
Tinc unes ganes d'agafar un tren!