dissabte, 15 de març de 2014

ARTE


Ver o no ver, esa es la cuestión
(Ese era el titular que me llamó la atención)


            Alberto Corazón, escribía el pasado miércoles 12, en El País, una frase de Paul Klee: ”Hacer visible lo que no vemos”, eran unas palabras que coincidían con lo que escribió, el mismo año, Walter Benjamín que anunciaba la pérdida del aura en la obra de arte que entraba en el universo, decía, de la reproducción mecánica. Una paradoja dramática en la cultura postindustrial.
            Corazón, hacía referencia a que lo de la creación artística en el s.XXI, es precisamente, que se produce para ser reproducido. Miles, millones de espectadores ven la misma, o sea, idéntica, imagen o escuchan la misma música. Pero la afirmación de Klee va más allá, según he interpretado en ese artículo, porque tal como dice Corazón, “lo visible es mucho más profundo que lo que vemos”. Eso hay que explicarlo, y Corazón, lo hace: “Lo visible se nutre de la certeza y el engaño que arrastra el registro visual y se fragua no en el ojo, sino en zonas todavía misteriosas de la memoria. Solo así, se provoca la emoción, sin la cual la gran obra de creación no existe”.
            Con esto hay que reconocer que una obra de arte, vista en libros, postales, carteles, fotos, en una tableta o en el ordenador, que es como estamos acostumbrados a verla, hace que creamos conocerla. Pero lo que vemos es una reproducción. Esa es mi visión. Alberto Corazón, en cambio, lo hace de otra forma, mucho más creativa, dice: “Pero discúlpenme, es como confundir silbar con tocar al piano la misma melodía”.
            Conclusión: Nada puede sustituir su contemplación directa. Eso es obvio. Esa exigencia, es lo que la aleja del consumo generalizado. Lo que es “obra única” reduce su contemplación a unos pocos espacios: la galería y sobre todo el museo. Es ahí donde debemos verla.

2 comentaris:

marisa ha dit...

"Miles, millones de espectadores ven la misma, o sea, idéntica, imagen o escuchan la misma música".
Això és molt cert però el fascinant és que cadascú de nosaltres ho percep de manera diferent, no creieu?

Maria Dolors Giral ha dit...

No tan sols és això, és com descriure una taula, per exemple, (de fusta, amb quatre potes, sobre llis etc ) i deixar de banda tot el que evoca, tot el que significa, tot el que s'hi pot fer, tot el que l'envolta, tot ... allò que és el verdader significat d'una taula.