dilluns, 16 de desembre de 2013

IDENTITAT


De nuevo la identidad


Acabo de leer de nuevo “Suicidios ejemplares” de Enrique Vila-Matas. Una serie de cuentos o historias que se hallan recopilados en este ejemplar. Y en él hay uno titulado “Los amores que duran toda una vida”, en el que su protagonista se quita la vida, se suicida, sumido en una profunda aflicción por España, a la que veía “hundida eternamente por nuestra congénita incompetencia en todo”. Curioso es que ha coincidido con esos días en los que he tocado en mis escritos con el tema de la identidad. La consulta, con la pregunta pactada, sobre qué país queremos y si queremos que sea independiente. Y ese cuento incide plenamente en el tema IDENTIDAD. Ese hombre se avergüenza del pasado y presente políticos de España. Se siente responsable de los desmanes y del nefasto pasado, por eso decide suicidarse, dejando dicho en una carta que estaba muriendo literalmente de vergüenza, de la vergüenza de ser español y que prefiere no alargar tanto sufrimiento y darse muerte. No llegaré al suicidio, pero vergüenza si la he sentido siempre y la sigo sintiendo, solo una salida hacia la independencia me hará un ser normal.