dissabte, 26 d’octubre de 2013

cine y literatura

Amparo Soler Leal
i los clásicos de la Literatura Catalana

Recuerdo que sería, poco más o menos, en el 2000 que asistí a un curso sobre Literatura Catalana que impartía Carme Arnau en la sede del Palau Macaya de la Caixa del paseo de Sant Joan y en él se proyectó “Bearn” de Jaime Chávarri, que curiosamente recibió, la insigne actriz, el Premio del Círculo de Escritores, por su interpretación del papel de la esposa del señor de Bearn. En dicha proyección, hubo un coloquio posterior. Era mi segundo visionado del film. La primera vez que lo vi me pareció un film correcto, per la segunda vez, y después de haber leído el libro de Llorenç Villalonga, me pareció infame. Estaba claro que se trataba de un film de productor o sea una producción que pretendía ser un éxito de taquilla y para ello se eligió el plantel de actores más famoso del momento, lo cual no quiere decir que fuese el más idóneo para Bearn. Empezando por el director, Chávarri parecía no haber entendido nada de lo que escribió Villalonga. Fernanado Rey hacía de Fernando Rey, algo que siempre era de agradecer en él, y que su físico y porte podríamos decir que se acercaba bastante al señor de Bearn. Imanol Arias resultó el capellán inapropiado. Ángela Molina, guapa ella, no entraba ni en calzador en el personaje que le tocó interpretar. Y por último, Amparo Soler Leal, que interpretó una desastrosa señora de Bearn. Y lo que era peor, se notaba que estaba allí porque el productor Alfredo Matas, su esposo, la puso. Eso fue lo que expuse en el coloquio posterior desmontando el consabido comentario del enorme parecido con El Gatopardo, que en el film resultaba imposible de mantener. Chávarri no es Visconti, por descontado. Yo me esperaba una reacción airada del público por mi comentario negativo, pero resultó que allí estaba la responsable de producción del film de Cinesa y confirmó públicamente que efectivamente aquel era un film de productor. Un producto para que se vendiera bien, no una obra de autor y en este sentido Matas se equivocó, dijo. Lástima opiné, porque se había destrozado una obra muy importante de la Literatura Catalana. Y ahora, que se comenta la muerte de Amparo Soler Leal también se le hizo un flaco favor a la magnífica intérprete de “El crimen de cuenca” y a tantas comedias de Berlanga.

1 comentari:

Maria Dolors Giral ha dit...

Cap d'ells ni pel folre era un personatge de Bearn i del conjunt, semblava que ningú s'havia llegit el text. I això sent diplomàmica perquè el que era evident que ningú no havia entès res. ni, per suposat tenias la menor idea de l'època, la classe social, els tipus etc.