divendres, 18 de juny de 2010

PEPITO GRILLO Y LA MONA DE PASCUA

El AVE es nuestra única esperanza. Espero que se equivoquen los técnicos y la tuneladora derrumbe todo lo hecho en esta desgraciada iglesia de Gaudí, que si levantara la cabeza, moriría esta vez de un síncope. ¿Cómo les han permitido seguir construyendo semejante Mona de Pascua? Hace años asistí a una manifestación nocturna, con velas, alrededor del monumento, organizada por, entre otros, Oriol Bohigas, donde se pedía que se parasen las obras y que se hiciera un proyecto moderno, procurando que quedase integrado, lo auténtico, lo construido por Gaudí. Nada de imitaciones que es lo que se ha hecho. El Santo AVE, a quién pongo mis oraciones y cirios, solicitándole de logre lo que los humanos no hemos logrado, respetar lo auténtico. Después, pido que se le haga un juicio sumarísimo a Sibirachs, por la mierda que le ha añadido. Y por último que, si logra el AVE que se derrumbe, que lo haga el día en que el Papa esté profanando esa obra de arte, dándole su bendición a esa Mona de Pascua. Así matamos dos pájaros de un tiro. Que por lo visto aún no se han enterado de que somos un país laico y aconfesional y que por tanto, no necesitamos de su presencia, que por otro lado, nos va a costar un pastón y al menos yo no estoy dispuesto, que conste, a pagar ni un solo euro. ¿Queda claro?
Rafael 18-6-10