dilluns, 12 de juliol de 2010

TRAS LA SIESTA, consejos para afrontar el INSOMNIO VERANIEGO.


Todo ser, residente en una ciudad a orillas del Mediterráneo, se ve asediado por las cálidas o abrasadoras temperaturas propias del verano. Y a raíz de esta circunstancia empieza a sudar y termina quitándose la ropa o a la inversa. Da igual, el resultado es siempre el mismo. La parte más complicada, salvo la de después de la comida, donde es obligada la siesta, es cuando llega la noche. Entonces el calor hace sus estragos. Acaba uno, siendo pasto de los mosquitos que lo acribillan sin compasión o bien, se ve abocado a un catastrófico insomnio que lo deja hecho polvo para el día siguiente ir al trabajo. Claro que, también tiene sus ventajas: si eres escritor o lector empedernido, ya que entonces, se le puede sacar provecho a tan agripnia circunstancia. Porque entonces el insomnio resulta productivo. Por mi parte, soy de los que ocupan las horas en blanco, de la noche, para escribir. Y por lo general, al final del verano, mi producción ha crecido considerablemente. Podéis probarlo si es ese vuestro caso. Rafael.

2 comentaris:

Mª Teresa ha dit...

En aquests moment i d'acord amb la Junta de la plaça del Diamant acabo de penjar un llençol al meu balcó amb el lema VOLEM DORMIR, és el primr i esperem que segueixin molts veïns. A més del sorroll i del menjar al carrer, ara tenim un augment del botellot i de jovent, que cada nit fan la seva gresca fins a les 4 o més. Aprofitarè per escriure...

marisa ha dit...

Fa més de mitja hora que m'he despertat amarada de suor. Finalment m'he aixecat i estic aquí davant l'ordinador. No havia llegit la teva reflexió però em plantejaré seriosament començar la novel·la de la meva vida. Us mantindré informats, companys insomnes.