dimecres, 4 de maig de 2016

TEXTO


LA CONVERSACIÓN


            —El otro día estuve leyendo un texto de esos que cuelgan en las redes,sobre un individuo que se quejaba de su cuerpo.
            —Que majadería.
            —Eso mismo pensé yo. Pero había en él, un instante en que piensa en vengarse de tanta queja y lo amenaza con dejarlo tirado en el salón de su  casa, rompiendo la estética de una alfombra persa.  
            —Muy literario. Debía ser un asiduo lector de novela negra.
            —O de cine, pensé yo. Cine negro por supuesto.
            —Quizá, es posible también.
            —El caso es que se me quedó la frase grabada en mi mente. Me pareció muy gráfica.
            —¿Y…?
            —Pues eso, empecé a darle vueltas al asunto, imaginé el cadáver sobre el oriental estampado, geométrico, arabesco, de tonos rojizos. Me gustó la   idea.
            —¿No pensará utilizarla?
            Así hablaban los dos parroquianos, en la barra de un bar, cuando se les acercaron unos policías y dirigiéndose al primero le dijeron:
            —¡Acompáñenos!
            Y se lo llevaron. Extrañado el otro hombre, preguntó al camarero por qué se lo llevaban.
            —Dicen que al parecer, han encontrado a su cuñado muerto, sobre la alfombra del salón de su casa.

FIN DEL CUENTO Y GRACIAS POR VUESTRA COLABORACIÓN.

3 comentaris:

marisa ha dit...

Ara, si. Aquest és en Rafael irònic que a mi m'agrada.

Maria Dolors Giral ha dit...

Molt bo el conte negrepsicoanalític.

Maria Teresa ha dit...

Ja en pots començar un altre!