dijous, 12 de maig de 2016

CINE Y POLÍTICA



TRUMBO


            La proyección estos días del film ”Trumbo” y las últimas declaraciones de Rajoy, demonizando las izquierdas al unirse Podemos con IU, me han hecho pensar en aquellos tristes tiempos que vivió la sociedad americana, principalmente en Hollywood, a causa del senador MacCarthy. Así que hablaré de “Trumbo” que dicho sea de paso, os recomiendo, a pesar de ser un tanto “comercial” y menos rigurosa de lo que sería deseable.
            Pertenecer o haber pertenecido al Partido Comunista o haber mostrado simpatías por alguno de sus miembros, fue perseguido por el Comité de Actividades Antiamericanas de la mano del senador Joseph MacCarthy con la tristemente famosa “Caza de Brujas”, generando entre otras cosas la “Lista Negra de Hollywood”. Lista que hizo que los estudios cinematográficos se negaran a contratar a todo aquel que estuviera en ella o fuera sospechoso de estar vinculado con alguno de aquellos nombres.
            Terminada la II Guerra Mundial, Estados Unidos y Rusia, emprendieron lo que se conoció como Guerra Fría, deteriorándose sus relaciones. Y lo que hasta entonces había unido a ambos países, para terminar con el régimen nazi, terminó enfriando sus relaciones, pero debido a su buena relación anterior, parte de la población americana acogió con buenos ojos al régimen soviético y hubieron muchas afiliaciones al Partido Comunista americano, sobre todo entre artistas, escritores e intelectuales. Uno de ellos fue el guionista cinematográfico Dalton Trumbo. Trumbo se negó a declarar ante el Comité de Actividades Antiamericanas, denunciando la violación de derechos civiles y se opuso al derecho del comité a preguntarle por sus ideas políticas, por ser anticonstitucional. Trumbo fue condenado.
            El Comité, investigó a miles de estadounidenses: profesores, intelectuales, escritores, funcionarios, etc., que les hicieron perder su trabajo, su reputación, incluso a muchos sus familias que los abandonaron. Pero además prestó especial atención a Hollywood. Fueron muchos los personajes famosos que sí declararon ante el Comité, por el temor de perder su trabajo, denunciando a amigos y compañeros de trabajo, como supuestos comunistas o simplemente simpatizantes. Entre ellos Robert Taylor, Gary Cooper, Sterling Hayden, nefasta fue la intervención de los directores Elia Kazan, y Edward Dmytryk, (actuación que ya comentaré más adelante) y sobre todo entre los actores, la de Adolph Menjou que dijo que los comunistas americanos deberían ser deportados a los desiertos de Texas o fusilados.
            En definitiva, estaba claro que el Comité de Actividades Antiamericanas veía a los comunistas como el Dragón de las 7 cabezas o el Diablo. Alentando de paso fomentar el fascismo en la sociedad americana.
            Algo más o menos parecido será lo que oiremos durante esta campaña para la elecciones generales, en boca de los del PP que sacará el diablo o el dragón de las 7 cabezas.

2 comentaris:

Maria Dolors Giral ha dit...

Espera i veuràs. Potser hi estem arribant de nou. Està bé tot el que s'està destapant però segurament, donat que hi ha molta mà negra solta, s'hi pot trobar també una trama de joc brut. I qui oli remena els dits se n'unta, com diu la saviesa popular.

marisa ha dit...

La pel.lícula em va agradar força i vaig saber algunes coses que ignorava. En ella és molt destacada la participació de Edward G. Robinson i de Kirk Douglas, uno "malo" y otro "bueno".