dijous, 20 de febrer de 2014

ESCRITURA


La foto de la semana

Absorta

Aquellas páginas la tenían absorbida. Para ella dejaron de contar las horas y los días. A su alrededor no sucedía nada, todo se hallaba dentro de aquel libro. Su mundo, solo eran aquellas líneas que la tenían inmovilizada. Cada palabra era un balón de oxígeno. Era así como respiraba. Cuando terminó quedó sin aliento. Extenuada. Le pareció haber perdido la vida cuando cerró el libro. Sus manos no pudieron sostenerlo, solo el ruido al caer al suelo, pareció despertarla, pero solo fue un momento. ¿Después vendrá la nada? Se preguntó. Y en aquel instante apareció su amante.