diumenge, 9 de febrer de 2014

CINEMA I EL PORT DE BARCELONA

 Programa de mano
 Ray Harryhausen haciendo mover el esqueleto
Fotograma de la película, lucha de Simbad con el esqueleto

Simbad y la carabela Santa María

Voy a seguir hablando de nuestro puerto. Seguramente muchos de vosotros recordaréis que en él tuvimos, una réplica de la carabela Santa María, una de las tres naves que utilizó Colón, dicha embarcación estuvo expuesta durante los años 1952 al 1990, según he consultado. Pues bien, un buen día de 1958, despertó de su letargo y se puso a navegar, o la pusieron, mejor dicho a navegar. Pero no fue muy lejos, solo hasta el pie de la montaña de Monjuich, muy posiblemente con la ayuda de un remolcador.
Para los que os guste el cine, deciros que la podréis ver, interpretando el papel de la nave de Simbad.
En efecto, la réplica de la carabela Santa María, fue utilizada para el rodaje, en nuestra costa, del film “Simbad y la princesa” (The 7th Voyage of Sinbad”) (1958), protagonizado por Kerwin Mathews y Kathryn Grant, bajo la dirección de Nathan Juran (también se rodó en la Alhambra de Granada, Madrid, la Costa Brava: la playa de La Conca y S’Agaró). Pero el verdadero atractivo del film reside en los efectos especiales debidos al gran Ray Harryhausen y su sistema “Dynamation”, que no es otra cosa de la filmación fotograma a fotograma (hoy conocido como stop-motion), con el creó el “esqueleto espadachín” y el “cíclope” entre otras criaturas que se enfrentan a Simbad. Un film de aventuras y fantasía, anterior a la era del ordenador, con mucho encanto e imaginación, difícil de ser descrito, hay que verlo.
A Harryhausen se deben films como “Jason y los Argonautas”, “Hace un millón de años”, “La isla misteriosa” o “El gran gorila”, por solo nombrar unos pocos.

1 comentari:

marisa ha dit...

Recordo perfectamente la pel·lícula SIMBAD Y LA PRINCESA i l'esquelet i el cíclope que ara se que eren de Ray Harryhausen. El que mai no m'hauri imaginat és que la Santa Maria també surt a la pel·lícula ni que s'hagués rodat aqui. Moltes gràcies per explicar-ho.