diumenge, 7 de novembre de 2010

Contestación a Mª Teresa

Francamente, antes de escribir algo como lo que he escrito, sobre la visita del Papa, me lo pienso mucho, intento frenarme, porque sé que lo leerás tú, Mª teresa. Y nada más lejos de mi ánimo el querer molestarte. Pero finalmente si lo escribo es porque sé de tu postura para con la Iglesia, tu dedicación y sana visión. Siempre he pensado que si todos los seguidores católicos de nuestro país fuesen como tú, ni yo ni nadie no tendríamos que escribir. Pero resulta que no son así. Y la indignación que he sentido ha sido mayúscula. Por eso paso a comentar algunos de los puntos que has reseñado.
1 Perdona que te contradiga, pero el Papa sí es el jefe de los pederastas, porque él defendió a los suyos ocultando unos casos en Alemania cuando él era cardenal, en lugar de denunciarlo y si ahora pide perdón (que no es suficiente) es porque ha salido a la luz en la prensa, que si no… Por eso digo que es el jefe, porque siguen saliendo casos y todos son de su gente.
2 En cuanto a Subirachs no se trata de otra etapa, como dices, es un pésimo escultor (siempre lo ha sido) y solo es reconocido por unos pocos de aquí, pero la realidad es que no cuenta para nada en el mundo del arte de verdad.
3 Yo no soy creyente, gracias a la religiosidad enfermiza de mi madre y al tiempo que viví durante mi formación (en el franquismo) y pienso que aún está vigente en nuestro país aquella Iglesia. Los exponentes son la Conferencia Episcopal Española, con Rouco y compañía. Y también el Papa actual, conservador a ultranza que no vive la realidad de su tiempo. Solo Juan XXIII, mereció ser escuchado. La Iglesia actual está anclada en el pasado y es prácticamente inamovible, ignora lo que la ciencia y la medicina ha demostrado. Ya no sirve poner miedo en el cuerpo apelando al castigo divino. Eso es hacer un flaco favor a la inteligencia y la cultura. Y a los que como tú estáis comprometidos por amor y fe verdaderos. No escribiría así, si como tú y tantos otros, que no ignoro que existen, lograrais desterrar tanta ostentosidad, tanto lujo, porque con toda esa riqueza se podría atender más y mejor a los enfermos, los pobres y emigrantes que acuden a su amparo. Pienso pues que actos como lo de este fin de semana os hacen mucho mal.
Días atrás, salía un nota de Cáritas en la prensa que decía que este año había crecido el doble la cifra de necesitados que tenían que atender y que no solo eran emigrantes, ahora también habían familias de aquí que nunca hubiesen creído que tendría que pedir y todo debido a la crisis. Y que la Iglesia y el Ayuntamiento habían reducido la asignación económica que les daban, porque decían que no había dinero. Pues bien, en prensa se han publicado las cifras, no definitivas, del coste de este evento: La ampliación del perímetro de calles con la instalación de pantallas, según Sistach le corresponde pagar 700.000 euros frente a los 500.000 de salida. Además el Ayuntamiento, la Generalitat, la Diputación y el Gobierno Central aportarán 150.000 euros cada uno de ellos. Y ayer, el Consistorio aprobó una partida de 350.000 euros para pagar las horas extras. Y Caritas no llega, para poder ayudar. ¿Es justo eso? No me negarás que visto así esto es un show.
Y por eso me indigno. Porque no es una Iglesia progresista. Y no digamos del comportamiento de la policía (sino pregúntale a Fernando o a los vecinos de la Sagrada Familia). ¿No somos un Estado laico? ¿Entonces por qué tenemos que pagar todo esto? Míralo de otro modo este viaje no es un viaje de Estado a Estado. Es como si el director de una multinacional fuese a visitar a una sucursal, y en este caso no le irían a recibir las autoridades. Si somos un estado laico, si tu quieres puede ser recibido por el acalde, pero que también vayan, los príncipes, los reyes, el presidente del gobierno, desplazado ex profeso, el president de la Generalitat, del Congrés y el susun corda me parece derrochar el tiempo y el dinero, sinceramente. Y para terminar tengo otra pregunta: ¿Por qué aún tiene esos privilegios la Iglesia (que fueron renovados recientemente en esta democracia y que procedían de la época franquista) los demás países europeos no se los dan. Espero que me entiendas. Y por favor no te lo tomes como un ataque a tu persona. Te aprecio demasiado, y mi aprecio es sincero y está por encima de cualquier religión o ideología. Una abraçada ben forta. Rafel.

1 comentari:

marisa ha dit...

Un petó Ma.Teresa i la meva admiració per la teva religiositat exemplar. Marisa