dissabte, 30 d’agost de 2014

TRENES I CARTELISMO


UNA LOCOMOTORA


No hay imagen más potente que la de una locomotora a vapor, subiendo una pendiente y echando bocanadas de humo negro. Dicho esto, paso a recordar algunas de las frases que dijo Marinetti, el ideólogo de los futuristas, cuando hablaba en sus manifiestos, de “la belleza de la velocidad” y de “las locomotoras lanzadas a velocidades demenciales”.
Pues bien, esa velocidad de la locomotora, es la que supo captar ese maestro de los cartelistas: Adolphe Marie Mouron, más conocido por el pseudónimo con el que firmaba sus obras: “Cassandre”, en 1927 en su magnífico cartel “Nord Express“, con una inteligente y dinámica utilización de la tipografía para potenciar, más aun si cabe, esa velocidad. Esa tipografía que utilizó fue un ensayo para la que más tarde diseñó para la fundición Deberny et Peignot: el Bifur (editado el año 1929).
Así pues, otro gran cartel perteneciente a la historia de las primeras vanguardias artísticas, y que demostró y desarrolló Cassandre.


 
Tras ese cartel hizo otro dentro de la misma temática de la velocidad,
para terminar sintetizándolo todo magistralmente con este tercer cartel titulado 
"Étoile du Nord".