dijous, 14 d’agost de 2014


Esas noches de verano

          Esas noches de verano, trato de pasarlas con un libro en la mano, con un bloc dónde poder tomar notas. Porque esta ciudad en la que vivimos, se ha tornado hostil. Desesperadamente agobiante. Dominada y arrasada por turistas de chancleta y políticos corruptos e ineptos. Esa ciudad que tanto presumió de diseño y estética, en la actualidad han desaparecido del escenario público quienes deberían aportar conocimiento, principios y ética. 
         En esas noches de verano, me pregunto ¿dónde han ido a parar los intelectuales?, porque ninguno de ellos se manifiesta ante tanto desatino político, social, ético, artístico, estético… 
          En esas noches de verano, parece que solo me queda, encerrarme conmigo mismo, con un libro en la mano y en las peores horas de la madrugada, escuchar el dramatismo de la obra de Mahler. Ha eso he llegado. Todo respira a gélido invierno en esas noches de verano.


1 comentari:

marisa ha dit...

A aquest extrem has arribat? Ho sento, Rafael. Una abraçada.