dimecres, 10 de desembre de 2014

ARTE Y CINE

 

SALOME

Era martes y tocaba “Per amor a l’Art” a la Filmoteca. Así que hablaré de la película que teníamos que ver: “SALOME”, quizá pueda mitigar algo la frustración que habrá sentido Mª Dolors por no haber podido ir a la cita.
Se trata de un film que no quería perderme. Nunca la había visto, hasta hoy. Conocía el cartel y varias fotos (las que salen en todos los libros de historia del cine), de aquí mi gran interés. Las fotos que tenía vistas remitían al estilo del Art Déco.
El film fue rodado en 1922, dirigido por Charles Bryant, esposo de la actriz y promotora del film, Alla Nazimova, de origen ruso. Dispuesto pues, a ver este film mudo que, se ha presentado en una copia sonorizada posteriormente solo con música, me depararía más de una sorpresa. Se trata de la adaptación de la obra de Oscar Wilde del mismo nombre, y la sorpresa a que me refiero era que por encima del tratamiento Art Déco, estaba el diseño del vestuario claramente inspirado en las ilustraciones de Audrey Beardsley. 



A decir verdad se trata de una extravagancia, una sublime extravagancia, debida a los decorados y vestuario diseñados por Natasha Rambova (que aunque su nombre suena a ruso era americana), segunda esposa de Rodolpho Valentino y que se hizo cargo de la dirección artística por la gran amistad que las unía. Fue una decisión tomada por la actriz Nazimova, entusiasmada como estaba con el estilo de arte predominante en aquella época. De hecho se embarcó en una aventura puramente estética, fuertemente influenciada. Además se había rodeado desde hacía algún tiempo con bailarines rusos de ballet clásico, anterior a este film había rodado junto con Valentino “Camille” la Dama de las Camelias de Dumas, que ya incidía en este estilo artístico. Pero desgraciadamente “Salomé” fue un estrepitoso fracaso, tanto de crítica como de público y poco a poco empezó a retirarse como primera actriz y productora. 



Regresó al teatro, sus orígenes (en New York tenía un teatro con su nombre). Pero vayamos al film. Todo y siendo la historia de la sensual hijastra de Herodes, Nazimova decidió basar su interpretación exclusivamente en la expresión de su rostro, dejando su cuerpo casi inamovible. Ese fue el detalle en el que insistió mucho el presentador del film, que esta vez fue Joan Pineda (sin el piano). Pineda es un gran coleccionista de films mudos (su gran pasión), conocedor e historiador de esa gran etapa del cinematógrafo, además de compositor de partituras de muchos estos films. 



 Como apunte final decir que Alla Nazimova debutó en el teatro en Broadway, el 13 de noviembre de 1906 con “Hedda Gabler” y que una de sus últimas películas fue interpretando el papel de señora Angustias, madre del torero (Tyrone Power) en “Sangre y arena” de Rouben Mamoulian en 1941.            
Decir también que hoy se puede encontrar en DVD, o sea que se puede ver, para consuelo de las que se ven obligadas a guardar cama.

3 comentaris:

Maria Teresa ha dit...

Suggereixo a la Mª Dolors que si la trobem amb DVD veure-la juntes. Rafel la teva nota és una molt bona classe de cinema com ens tens acostumats. Conec molt poc del cinema mut.

marisa ha dit...

Interessant, com tot el que poses.

Maria Dolors Giral ha dit...

em posaré rodetes alnllit i a buscar el DVD! Se m'estava fent la boca aigua feient les fotos. Quina magnificéncia.