dimarts, 2 de febrer de 2016

CINE DENUNCIA


“El hijo de Saúl”

            Hoy lunes, le ha tocado el turno al oscarizable, dentro del apartado “Mejor Película de Habla No Inglesa”, el film “El hijo de Saúl” del húngaro Lázsló Nemes. Su nombre a buen seguro no dirá nada a nadie o casi nadie y es lógico que así sea porque se trata de su primer film, pero para los que tuvieron la suerte de ver “El hombre de Londres” de Béla Tarr (y yo me encuentro entre ellos, fue un disfrute total ver aquel film), hoy hemos sabido que Nemes era el ayudante de dirección de Tarr. De aquella y de otras películas suyas y se nota su influencia, por la forma en que ha concebido la realización de su film: obsesivo hasta la saciedad, sin prisas, a pesar de ofrecer crispación, agotador, tremendamente terrible, por el horror en el que nos sumerge: el horror del campo de concentración y exterminio de Auschwitz. Porque el protagonista, Saúl, forma parte de un “sonderkommando”, es decir, es un judío que trabaja para los nazis, en la limpieza de las cámaras de gas, recogida de enseres de los gaseados, quema de sus ropas…Esos judíos, lo hacían para alargar un poco sus vidas, sabiendo que al final, tarde o temprano, ellos también serían gaseados o fusilados.
            



           Es un film atrevido y valiente, rodado en cámara casi subjetiva o subjetiva a ratos, donde prácticamente tenemos casi siempre en primer plano, el rostro del protagonista y el resto se halla siempre desenfocado. Es el compromiso del director, para hacer verosímil aquella cruda realidad y su forma de mostrar los horrores del Holocausto. De esta forma, no se nos muestra el horror. Se intuye. Sucede en esa zona desenfocada del encuadre o fuera de él. Y sin necesidad de verlo, el espectador paso todo el film a presión, sin apenas respiro, a pesar de que haya quién ha dicho que el horror, para conocerlo, para combatirlo, debe mirarse de frente. Este film combate ese horror. Denuncia unos hechos (de forma muy honesta), que nunca debieron suceder, pero que por desgracia han sucedido (la Guerra de los Balcanes) y se repiten (sobre los prisioneros del Estado Islámico
            Otro film denuncia (Gran Premio del Jurado del Festival de Cannes de este año), y ya llevo dos, dentro de la terna de los posibles Oscar de este año.